Sistema inmune-inflamatorio y fatiga

  1. La inflamación crónica altera la calidad del sueño del atleta haciendo que el sueño no ejerza su función reparadora sobre el organismo humano. La comunidad científica internacional (International Classification of Sleep Disorders –ICSD-) define éste trastorno como NRS (nonrestorative sleep). (Abhijit Deshpande et al.2018).

  2. La Inflamación Crónica  altera  la capacidad cognitiva (atención).

    (A multi-modal MRI study of the central response to inflammation in rheumatoid arthritis. Andrew  Schrepf et al.2018)

    El incremento en la actividad interneuronal entre DAN y RmPFC a consecuencia de la inflamación crónica aumentan las sensaciones de fatiga y dolor.

  3. La Inflamación Crónica provoca pérdida de masa muscular.

    (Stat 3 in skeletal muscle function and disorders. Guadagnin E.et al.2018).

    La IL 6 favorece la degradación proteica y subsiguiente pérdida de masa muscular.

  4. La Inflamación Crónica aumenta la intensidad y el número de infecciones respiratorias. (Respiratory inflammation and infections. David B Pyne et al.2016).

    Las Natural Killer Cells disminuyen su concentración horas después de entrenos y competición exigentes energéticamente.

  5. La Inflamación Crónica disminuye la Biogénesis Mitocondrial al bloquear la activación de PGC-1a, NRF-1, and Sirt-1.

    (Control of gene expression and mitochondrial biogenesis in the muscular adaptation to endurance exercise. Joseph A.M. et al., 2006).

    En muchos deportes el 70% de la producción de atp emana de la mitocondria.

  6. La Inflamación Crónica favorece la insulino resistencia (IR).

     (Insulin resistance and chronic inflammation. Matulewicz.N. et al.,2016).

    La inflamación crónica favorece la IR que genera inflamación crónica. Un círculo vicioso demoledor para la salud y el rendimiento.